miércoles, 15 de noviembre de 2017

El regalo de Deméter: La Epopteia

Busto de Deméter, Eleusis (Grecia)

Desde hace mucho tiempo me he sentido atraído por averiguar más sobre los ritos Eleusinos, lo cierto es que algo se, pero lo no suficiente.

Está claro que durante 2000 años los habitantes de Atenas tenían  derecho a participar en los diversos ritos que tenían lugar durante el mes de agosto. Encontramos los ritos Menores en los que durante una semana cantaban y bailaban día y noche. Sobre estos ritos menores se podía escribir y se sabe que había fiesta constante con tambores y flautas, después,  había toda una semana de preparación para participar en los ritos Mayores, sobre los que no estaba permitido escribir bajo pena de extradición.
Poco se sabe sobre estos últimos, solo que bebían un brebaje psicotrópico y que conseguían alcanzar la “Epopteia”. Ese era el gran regalo que Deméter diosa de la agricultura, había hecho a los humanos.

Hay dos teorías diferentes sobre los ritos Mayores, la oficial apadrinada por Albert Hoffman y la mayoría de investigadores sobre el tema, opina que el brebaje contenía  psilocibina y otra teoría apadrinada por José María Fericgla opina que el brebaje tenía amanita muscaria, no obstante esta última es minoritaria. Por mi parte no me apunto a ninguna de las dos.

Después de haber observado detenidamente el lugar, donde he encontrado varios octógonos radiantes, aventuro la siguiente teoría: 

Ya que los griegos eran muy dados a esculpir a sus dioses en piedra y a pesar de que los humanos tenían prohibido escribir sobre los ritos mayores, esta prohibición no incluía representar a los dioses. En sus adornos posiblemente está la clave del brebaje psicotrópico. En este sentido es especialmente importante el tocado de la diosa Deméter que parece contener un mensaje acerca de la sustancia que tomaban, " el regalo de la Diosa".
Lo he estado observando detenidamente y después de también haberlo analizado un especialista, hemos identificado por el momento dos psicotrópicos: datura y estramonio, incluso es posible que exista un tercero aún sin identificar, además de vino por supuesto…
En mi teoría las dosis estarían indicadas por la datura que aparece en el tocado.

Es posible que estos estudios aclaren un antiguo misterio que los antiguos griegos nos pueden desvelar ahora con este nuevo enfoque.


La “Epopteia” (éxtasis o ascensión espiritual) es nuestro destino, el regalo que los dioses ponen a nuestro alcance. Ahó.

Francisco Javier Edo Ausach.
Vicepresidente de la Asociación Española de Estudios Chamánicos (AEECH).
Ex­-profesor de Antropología de la Universidad de Valencia

lunes, 4 de septiembre de 2017

Chamanismo Cuántico


“ Al principio era el vacío, lleno de infinitas posibilidades… Por eso, los asombrosos descubrimientos de la física cuántica nos llevan a plantear la existencia de un mundo impregnado de múltiples posibles realidades o dimensiones. Uno de los nuevos axiomas es:

Somos energía y estamos todos interconectados.

Esto lo sabían los antiguos chamanes, que vivían en concordancia con este principio. No existía una división que separara al ser humano de la Tierra, de la Naturaleza, ni de la Divinidad. Todo era UNO; no había separación. La física cuántica ha comprobado la validez de esta percepción.”


Acabáis de leer un fragmento del libro “Chamanismo cuántico”, un libro que enlaza el chamanismo y la teoría cuántica, ya que para el autor(y para los que  nos dedicamos al estudio del chamanismo) ambos caminos son convergentes.

La física cuántica descubre que existen varias realidades y que el modo en que el observador decide observar  es vital a la hora de crear nuestra existencia.  Es muy importante comprender que a través de nuestros pensamientos generamos nuestra realidad, esto lo sabe muy bien el chamán, pues una de las cosas que lo caracteriza es su poder de visualización en una de estas realidades, convirtiéndose en  co-creador de su vida.


“El mundo  cuántico y el mundo chamánico son similares en sus interpretaciones del mundo y sus posibilidades, aunque utilizan diferente lenguaje” 
Si quieres conocer algo más sobre esta convergencia de caminos, si te apetece descubrir cómo utilizar tu poder interior y comprender cómo tus propósitos pueden convertirse en realidad, te recomiendo la lectura de este libro. Feliz aventura.


Neus Martinez Marco.
Secretaria de la Asociación Española de Estudios Chamánicos (AEECH).

martes, 13 de junio de 2017

Compañeros de Viaje "Chamánico"



Rio Ounasjoki iluminado por el sol de medianoche (Finlandia)


En mi viaje por el Norte de Europa, he tenido un agradable encuentro con el pueblo Sami, los mal llamados Lapones. Estos antiguos habitantes del Círculo Polar Ártico, son el único pueblo europeo que ha usado hasta época muy reciente el tambor como medio de viaje a otra realidad. Es cierto que en la actualidad oficialmente no lo usan, pero forma parte de su música, de su folklore y de su identidad.

La historia de Europa se ha escrito con sangre, antes del siglo IV con la “paz romana", el Imperio redujo a todos aquellos que eran diferentes y tenían otros cultos. Muchos de estos pueblos usaban el tambor chamánico como lo usamos nosotros, pero uno a uno más por las malas que por las buenas Roma los fue reprimiendo. Posteriormente, el cristianismo se expandió por todos los territorios, siendo el Sacro Imperio romano-germánico su impulsor fundamental. Debido ello y con el impulso dado por la liga hanseática y los caballeros de la orden teutónica, todo el norte de Europa se fue convirtiendo al cristianismo.
Solo quedo el pueblo Sami, aunque no fue hasta el siglo XIX que fue convertido al cristianismo prohibiéndose las viejas prácticas, entre ellas el uso del tambor.

,                                                                                                                     
Parlamento Sami en Karajok (Noruega)

Tambor chamánico Sami, Museo Ineri, Finlandia

Dicen que el ejército de los suecos tenía la ventaja de tener un Noaidi (Chaman Sami) antes de la batalla así ya veía lo que iba a pasar y predecía el resultado. Es posible que fuera cierto pero los Noaidi eran en realidad hacedores de paz, no constructores de guerra . 
La verdad es que conociendo al pueblo Sami uno se da cuenta de que ningún pueblo tan ancestral de la tierra como ellos ha sido capaz de encontrar en sí mismo la fuerza que los impulsaba a conocer otros mundos, de encontrar en sí mismos la verdadera paz que es quizás uno de los misterios que tiene la humanidad. ¿Cómo es posible que de forma tan  generalizada y hace tanto tiempo fuéramos los humanos capaces de descubrir el poder del tambor chamanico, de estas ondas Theta que son capaces de transportarnos a otras realidades, de hacernos viajar en el tiempo pero que ahora parece ser que hemos tristemente olvidado?.

Otros sistemas de creencias como el cristianismo nos “indujeron” a dejar de usar esta técnica, es posible que nos impusieran otra manera de ver la realidad más lineal más concreta y sobre todo más alejada del Espíritu, es posible que con las prácticas religiosas  impuestas por el cristianismo los Samis perdieran esta capacidad de ver, hay que pensar que se prohibieron los tambores, se requisaron y quemaron, solo quedan 60 tambores antiguos en el museo.

 
Museo Ineri, Finlandia   
Como todo el mundo sabe los museos son trozos de historia pero tenemos que pensar que quizás no todo se termina ahí, tal vez el futuro nos depare sorpresas, hay que confiar en que se recuperaran las raíces. Nosotros ya estamos en ello.
El tambor chamánico es el corazón de la tierra que con su rítmico sonido permite comunicarse con todos los seres vivos, a través del tiempo y el espacio. Por medio del tambor, el humano es el salmón, la ballena, el reno, el oso, el águila, el ave, porque todos ellos tienen un corazón como el nuestro y la tierra los une. Y siempre será así, porque incluso después de la muerte el espíritu de las personas y de todos los antepasados animales y personas se manifiesta a través de la aurora boreal y permite estar en contacto con los vivos. Sin la tierra el humano pierde su sentido de pertenencia, pierde su conexión, pierde su destino, el tambor le recuerda quien es y para que esta aquí.

Desde el centro del mundo en el que ahora me encuentro, lugar sagrado para los Sami y para tantos pueblos, observo el fuego, el fuego dador de vida que se expande por todos lados… que se expande hasta el final del universo, el fuego es el que nos propicia a que a través de nuestros animales de poder vayamos a cualquier lugar de la tierra y del cielo…
Comienzo a tocar el tambor, mecanismo que nos ayuda, que nos da la vida… la vida espiritual, la vida más allá y nos permite encontrar la auténtica manera de ver el futuro, ver el pasado y ver lo que hay detrás,  El toc toc rítmico nos ayuda a conectar con el toc toc de todos los animales, con el toc toc de la tierra que como ente vivo que es está conectada desde el corazón con todos nosotros, con todas las cosas.

Francisco Javier Edo Ausach.
Vicepresidente de la Asociación Española de Estudios Chamánicos (AEECH).
Ex­-profesor de Antropología de la Universidad de Valencia

jueves, 18 de mayo de 2017

Chamanismo e Inconsciente

Chamanismo e Inconsciente

En muchas ocasiones me preguntan si la Realidad No Ordinaria que visitamos en los Viajes Chamánicos y el Inconsciente son el mismo “lugar”. Si hemos de hablar del inconsciente nos tenemos que remitir a Carl G. Jung, uno de los fundadores de la psicología moderna, y sus teorías sobre el Inconsciente Colectivo concluidas de sus propias experiencias personales y profesionales como terapeuta y espiritista.

Jung estableció un paralelismo entre el mundo espiritual y el inconsciente colectivo y asemejó los espíritus con los arquetipos. Él habla de los Arquetipos que pueblan nuestra psique y de cómo se puede interactuar con ellos a través del diálogo, las visiones y las sensaciones. Definió a los espíritus como “complejos autónomos inconscientes que aparecen como proyecciones porque no tienen asociación directa con el ego”. Entre 1912 y 1917, tras experimentar una gran crisis espiritual, Jung decidió adentrarse en los mundos del inconsciente colectivo para explorar las distintas dimensiones ocultas de nuestra psique. Fue entonces cuando conoció a energías psíquicas como Salomé, Elijah, Philemon y Ka, a las que definió como personificaciones de arquetipos del inconsciente colectivo.

Para Jung estos arquetipos o espíritus tenían inteligencia propia y conocimientos que le llegaron a ofrecer un profundo entendimiento de sí mismo y de su personalidad. Uno de los seres arquetípicos con los que más interactuó en su exploración del inconsciente y al que llamó su “gurú”, Philemon, le enseñó que existen cosas en la mente que nosotros no producimos, pero que se producen a sí mismas y tienen su propia vida. Esto recuerda las iniciaciones chamánicas en las que, en visión, el maestro chamán introduce y presenta al neófito a los que serán sus Maestros y Guías de la realidad No Ordinaria para que éstos le instruyan en las artes de sanación.

Jung también contemplaba la posesión espiritual como una realidad y la explicaba psicológicamente como una “invasión de un complejo del inconsciente individual o colectivo que puede producir síntomas de depresión, ansiedad y alucinaciones”, en definitiva, psicosis o neurosis. Esta teoría se asemeja a la creencia de los chamanes sobre la existencia de ciertos espíritus negativos (o ignorantes) -llamémosles también creencias o programas limitantes- que habitan en nosotros y que básicamente impiden nuestra felicidad y desarrollo personal. Estas energías normalmente las hemos heredado de nuestros ancestros  consanguíneos que a su vez también las heredaron de sus familiares y del entorno cultural y social circundante más inmediato. Es importante no alarmarse ni enfocarse en lo sensacionalista de lo “negativo” –o sea que niega y nos aleja de nuestra Verdad Última - y simple y llanamente poner la intención de liberarse de estas energías al ritmo que sea oportuno. En las artes de sanación chamánicas se practican distintas técnicas enfocadas en la liberación de dichas energías como pueden ser las Extracciones, Cánticos, Limpias, Corte de Lazos y Ruedas Medicinales.

Jung, en sus sueños reveladores -“Big Dreams” como los llaman los aborígenes australianos- recibía indicaciones sobre la importancia de educar a estos espíritus ignorantes. En el mundo chamánico aquel que presentaba síntomas de locura o esquizofrenia era llevado al chamán para que éste le enseñara a “educar” a los espíritus perturbadores y así se convertiría en el futuro chamán de la comunidad. Extraordinaria muestra de fuerza que servía de prueba iniciática, pues sólo aquel que es capaz de someter a sus propios demonios será capaz de hacer lo mismo con los de los demás.

Como vemos, las similitudes entre el mundo no ordinario de los chamanes y el inconsciente colectivo de Jung son considerables. Los chamanes trabajan directamente con estos espíritus o arquetipos de ayuda para que obren en beneficio de uno mismo o de aquel que está en proceso de cambio. La ventaja de aquellas culturas que crecieron entre espíritus es que no contaban con las resistencias de la mente occidental y se abrían desde niños a la creencia de que el mundo de los sueños y sus habitantes son reales y nos pueden ayudar a sanar y crecer: Animales de Poder, Magos y Magas, Ancianos Sabios, Druidas y Chamanes, Unicornios y Pegasos, Dragones y Templarios, Ángeles y Arcángeles, Ancestros, Seres de Luz, Maestros Ascendidos…todos ellos habitan en nuestra psique, nuestra realidad no ordinaria o inconsciente. Podemos acceder a ellos siempre que lo deseemos simplemente con la intención genuina de crecer y conocer. Sólo necesitamos un poco de técnica, una voluntad determinada a trascender los límites impuestos por la razón y la frecuencia del tambor. El encuentro con estas energías psíquicas nos permite acceder a la fuente de sanación que habita en cada uno de nosotros así como al conocimiento profundo y universal de nuestra existencia y sus diferentes dimensiones. También nos concede saber la procedencia de nuestras patologías y patrones de comportamiento negativos para que éstos sean transformados de manera práctica y efectiva. Todo ello requiere destreza y disciplina, superación de miedos e intención.

Considero que lo importante no es saber si los mundos que visitamos en los viajes visionarios son el inconsciente o no, pues podemos entretenernos en miles de conceptos y teorías perdiéndonos lo primordial, que es darnos cuenta de que entrar en estos espacios nos ayuda a crecer y desarrollarnos. Y ésta es una realidad que simplemente Es.

Tantos sabios lo han dicho: La vida es sueño, dijo el gran Calderón. Todo es maya nos regalan los Maestros de Oriente. Jung:”Aquel que mira hacia fuera; sueña. Aquel que mira hacia adentro; despierta”. O como dicen los chamanes: El Mundo no Ordinario es real, y esta realidad, un sueño.

Feliz Senda y Feliz Sueño,


Ahó!

Escrito por Martín Ribes
Presidente de la Asociación Española de Estudios Chamánicos y Ancestrales (AEECH).

martes, 2 de mayo de 2017

Cantos del Corazón y Sabiduria Ancestral en Sagunto

El pasado 17 de Febrero  la Asociación Española de Estudios Chamanicos y Ancestrales junto a la escuela Yomara tuvo el honor de participar en la organizacion del Taller de Cantos del Corazón y Cultura Nativa Americana.
Con la colaboración del Ayuntamiento de Sagunto y la Asociación Camino Blanco Bawari, se pudo traer al teatro romano de Sagunto a Vernon Foster, el cual por espacio de dos horas, nos deleitó con anecdotas sobre el "Camino Rojo"y cantó canciones chamánicas de la tribu Lakota-Sioux.

Este evento fue todo un éxito sin precedentes y un disfrute para todos los que estuvimos allí compartiendo. De hecho al final del acto durante más de media hora, el publico se lanzó a bailar canciones chamanicas.
Un acto espectacular y lleno de vida.











Fotos: Jorge Fraile